side-area-logo

El jaguar es el felino de mayor tamaño en América y el tercero en el mundo (después del tigre y el león)

Leer más.

Generar, implementar y promover acciones estratégicas entre los organismos e instituciones involucradas, que contribuyan a la conservación del jaguar y su hábitat en México.

Leer más.

Contar con un organismo a nivel nacional que sirva como eje rector en la toma de decisiones relacionadas con la conservación del jaguar y su hábitat en México.

Leer más

Quíenes somos

La “Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar” es una ONG que tiene como fin asegurar la supervivencia del jaguar en México. El esfuerzo generado por la Alianza permitirá avanzar de manera rápida y adecuada en la elaboración de acciones encaminadas a la conservación del jaguar al ser una especie clave ecológica y culturalmente de nuestro país, ya que su desaparición representa una pérdida irreversible e incalculable para el patrimonio nacional.

Comentarios

Comentarios

HISTORIA

Hasta inicios de la década de los 80’s, se sabía muy poco de la ecología y conservación del jaguar por lo que de manera conjunta especialistas y gobierno federal iniciaron una serie de estrategias y acciones en materia de conservación del jaguar en México.


En 1987 se prohibió la cacería del jaguar y en 1994 se le incluyó en la lista de especies en peligro de extinción (SEDUE, 1987; SEMARNAT, 2010). En el año 2000 a partir de un creciente interés generado sobre el jaguar en México, se formó el Subcomité Técnico Consultivo Nacional para la Conservación y Manejo del Jaguar; órgano técnico consultivo de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) integrado por representantes de la Academia y organismos no gubernamentales (ONG´s). Su misión fue el desarrollo e implementación del Programa de Recuperación de Especies Prioritarias (PREP) estableciendo las bases para promover la participación conjunta de las instancias del gobierno, así como de la sociedad, con el fin de lograr la conservación del jaguar en México.
A fin de consolidar e implementar las acciones planteadas en el PREP y otras consideradas de relevancia se creó el Programa de Acción para la Conservación del Jaguar en México (PACE jaguar). Entre los objetivos del Pace Jaguar estuvo identificar amenazas y acciones necesarias, así como las metas esperadas a corto y mediano plazo, para cada una de las regiones prioritarias para la conservación del jaguar del país (CONANP, 2009).

En el 2005 se realizó la Declaratoria del “Año del Jaguar” en la Reserva de la Biósfera de Calakmul, Campeche. Una de las actividades de mayor relevancia en el marco del año del Jaguar, fue el desarrollo del primer simposio “El jaguar Mexicano el Siglo XXI: Situación Actual y Manejo”, en donde se reunieron más de 40 expertos en el estudio del jaguar provenientes de universidades, organizaciones no gubernamentales, gobierno federal e iniciativa privada.

 
El objetivo de esta reunión fue identificar acciones concretas para tratar de garantizar la sobrevivencia de las poblaciones y con ello reducir el riesgo de extinción. A partir de este simposio surgieron otros simposios denominados “El jaguar Mexicano en el Siglo XXI,” en los que se han identificado acciones concretas como contar con información actualizada sobre la distribución del jaguar, su tamaño poblacional y la abundancia de sus presas en todo el territorio nacional. Así surgió un ambicioso proyecto “El Censo Nacional del Jaguar en México” conocido también como CENJAGUAR. Para el desarrollo de los trabajos del CENJAGUAR y su implementación se han realizado reuniones y talleres regionales como la I Reunión de Trabajo y Taller de Foto-trampeo Regional Pacífico Sur para el Censo Nacional del Jaguar y sus presas, en marzo del 2008, con la asistencia de investigadores y especialistas.

 
Gracias a los simposios y el CENJAGUAR, quedó claro que las posibilidades de proteger a la especie a largo plazo se reducen debido a la falta de estrategias sólidas para su conservación. La enorme complejidad que representa salvar al jaguar en México requiere de un esfuerzo sostenido a gran escala, que debe llevarse a cabo a través de un grupo de trabajo interdisciplinario con acciones a corto y largo plazo; un grupo facultado para la toma de decisiones inmediatas que contribuyan a detener la pérdida de poblaciones de la especie y sus hábitats a nivel nacional.
Así mismo, se requiere una iniciativa que tenga como fin asegurar la supervivencia de la especie y potenciar los beneficios que éste provee a los ecosistemas y la sociedad. Por tal razón, en 2014 se consolida la “Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar”, que agrupa a especialistas de todo el país en materia ecológica, política, social y económica, los cuales han llevado a cabo reuniones desde hace 10 años en torno a la formulación de soluciones para frenar la desaparición de este felino.

Comentarios

Comentarios